martes, 3 de octubre de 2017

Reconocimiento al trabajo.

Palabras de la Licda. Lorena Vargas Víquez, Presidenta de la Asociación Cultural El Guapinol al recibir reconocimiento por parte de Fundación Casa de Poesía al apoyo brindado por nuestra organización al Festival Internacional de Poesía de Costa Rica. Acto inaugural del XV I Festival en el Teatro Melico Salazar. 

"Buenas noches.

Un especial saludo al público porque son la razón de nuestros esfuerzos.
Un abrazo solidario a la Fundación Casa Poesía y a los organizadores.
A las autoridades y funcionarios del Ministerio de Cultura.

Representantes de las comunidades que participan en este festival
Y a todas las personas presentes por regalarnos su grata presencia.

La Asociación Cultural El Guapinol se siente sumamente agradecida por este reconocimiento. Nuestra asociación se sabe privilegiada por el aporte y el enriquecimiento que ha hecho el Festival Internacional de Poesía a la comunidad. Enriquecimiento  desde sus orígenes, porque hemos estado juntos desde la gestación de este Festival.

Este reconocimiento en el marco del 25 aniversario de la Asociación enaltece nuestro quehacer, y motiva a seguir trabajando. Trabajando en los ocho programas que desarrollamos durante todo el año, esperando tocar la vida de niños, jóvenes, adultos y adultos mayores con la práctica de alguna de las disciplinas artísticas.

Vale la ocasión para recordar el proceso para poder realizar el Primer Festival, vienen a mi memoria muchas personas que participaron desde la idea de Norberto Salinas Ollé. Entre ellos Marcelo Gaete, Álvaro Mata Guillé, Vilma Vargas Robles, Rodolfo Dada Fumero y esta servidora aquí presente. Muchas personas han aportado enormemente a este cíclico festival, porque los grandes cambios, las grandes acciones, siempre las hace los esfuerzos colectivos, las alianzas y el enriquecimiento mutuo.

Se necesitó sumar muchas voluntades para realizar estos 16 festivales. Muchas voluntades…

Un solo ejemplo, desde la Asociación, contamos con el aporte y la anuencia de las diferentes Juntas Directivas desde el año 2000, con el trabajo solidario y benévolo de los asociados, de los colaboradores y de sus fundadores. Sumar voluntades no es una cosa fácil, pero es necesario para la permanencia de cualquier quehacer, mas aún en el ámbito cultural.

La Asociación y la comunidad ha podido beneficiarse de la visita de mas de veinte escritores, que compartieron su visión del mundo a través de su obra. Entre ellos Saul Ibargoyen, Mariluz Suárez; Claribel Alegría, Vidaluz Meneses, Juan Carlos Abril, Juan Cameron, Guadalupe Elizalde, y muchos mas.
  

Hoy decimos gracias, porque ustedes han marcado la diferencia y se han sumada a este maravilloso esfuerzo llamado FESTIVAL INTERNACIONAL DE POESIA."

Teatro Melico Salazar, 1 de octubre 2017.

jueves, 15 de junio de 2017

Hace 24 años hombres y mujeres con gran visión fundaron la Asociación Cultural El Guapinol, organización sin fines de lucro que con la implementación de programas, proyectos y actividades artístico culturales que han trascendido en el tiempo hemos contribuido con el desarrollo cultural belemita.
Gracias al Gobierno Local, autoridades educativas del cantón, organizaciones de adultos mayores, colaboradores  y población en general por apoyar nuestros procesos en pro de la formación integral, el mejoramiento de la calidad de vida, promover y difundir el trabajo de las y los creadores, propiciar valores y el rescate de nuestro patrimonio y tradiciones en beneficio de toda la familia belemita.
Hoy inicia el primer día de la celebración de nuestro 25 aniversario en pro de la cultura belemita y nacional.

jueves, 11 de mayo de 2017

Himno a la Ribera

Al devenir de la historia
se me viene a la memoria...
Hablar del pasado aquel
que en las tierras de Fidel
nace la incipiente aldea.

Aunque usted no lo crea
eso que sucedió fue
antes que la inmaculada
no tenia ni una posada.

Y antes que en sus callejones
donde Emilio y Chico Sonto
se dieron de pescozones
no se podía transitar.

Y parecía un valladar
sus aguas y sus barriales.
Las carretas de los Chaves
se iban hasta los parales.

Vinieron tiempos mejores
y del pueblo en sus albores.

En las tardes veraniegas
viendo ese color bronce
mientras Cuyo deleitaba
cantándonos misa de once.

O con algún son de marimba
Pedro Guaco dando brincos
alegraba los domingos
los visitantes de entonces 
y en las fiestas patronales
se armaba la algarabía.

Al acorde de la marimba 
tocada con maestría
por los Guacos y Juan Campos.

Sentándonos en los bancos
saboreábamos tamales
servidos por Doña Carmen
la reina de la cocina.

Que con Anita y con Tina
del comer hacían delicias.

Y faltaban más albricias
en el juego de veteranos
donde el viejo Licho Campos
 con pañuelo en la cabeza
demostraba su destreza
a los muchachos de entonces.

Dirigidos por Chapupa
del banco la novedad.

Llego la modernidad
y se fueron las costumbres
vivimos bajo techumbres
de artesonados barrocos.

De la historia quedan pocos
pero quiero recordar
dedicando con amor
a mostrar el esplendor
de una forma muy somera
de esta señorial Ribera.

Autor
Alejandro Oviedo González